sábado, 24 de febrero de 2018

Multitudinarias concentraciones toman las calles en todo el Estado contra la mísera subida de las pensiones y en defensa de pensiones dignas








 Decenas de miles de personas, la mayoría pensionistas, han salido a protestar en las principales ciudades del Estado contra la subida del 0’25% y en defensa de pensiones públicas dignas, convocados por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, plataforma que agrupa a centenares de mareas y colectivos de pensionistas y trabajadores de todo el estado que exigen la derogación de las reformas de pensiones del 2011 y 2013 de los gobiernos de Zapatero y Rajoy.
Decenas de miles de personas, la mayoría pensionistas, han salido esta mañana a protesta contra la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones  y en defensa de pensiones públicas dignas. Entre la mañana y la tarde son más de 80 las ciudades donde se han concentrado o se concentrarán los pensionistas, convocados por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, Plataforma que agrupa a centenares de mareas y colectivos de pensionistas y trabajadores en todo el estado que se oponen a las reformas de las pensiones del 2011 y 2013 aprobadas por los gobiernos de Zapatero y Rajoy y exigen su derogación.
Madrid: “Menos ladrones y más pensiones”
En Madrid los pensionistas han cortado el tráfico frente al Congreso al grito de “menos ladrones y más pensiones” y han ocupado la Plaza de las Cortes frente al Congreso de los Diputados, cortando el tráfico en la Carrera de San Jerónimo y rodeando la sede parlamentaria. Los manifestantes han conseguido romper el cordón policial en varios puntos para llegar hasta las mismas puertas de la Cámara Baja. A gritos de “¡Ladrones, ladrones!” y con las manos en alto, los manifestantes han bajado por la calle hasta llegar a las puertas del Congreso, cortando el tráfico en la Carrera de San Jerónimo. Los jubilados han respondido los intentos de la Policía por contener su avance con gritos de “Somos pensionistas, no terroristas“.
Los miles de concentrados han expresado su descontento por la subida de esta prestación al 0,25%. Un portavoz de los organizadores ha reclamado que los incrementos de las pensiones cubran el incremento de los precios, recuperando el poder adquisitivo perdido en los últimos años, y que los Presupuestos Generales del Estado incluyan partidas para asegurar la financiación de la Seguridad Social.
 “¡Qué vergüenza, qué vergüenza! ¡Nos roban las pensiones y también la dependencia!“, coreaban los manifestantes, que han dedicado proclamas contra la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, la presidenta de la comisión del Pacto de Toledo, Celia Villalobos, o el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
A Báñez le recriminaban la carta enviada a los pensionistas sobre la subida del 0,25% -“una subida de mierda“, lamentaban varias pancartas-, a Villalobos le han pedido que se dejara de echarse “la siesta” y saliera a hablar con los pensionistas, y a Rajoy, directamente le retrataban con una foto con el dictador Francisco Franco: “No sé de qué os sorprendéis. Ya os dije que iba a ser Franco con vosotros“, rezaba una pancarta.
Durante la concentración, varios diputados de Podemos, IU, En Comú Podem y En Marea se han unido a la protesta, que ha llegado a extenderse por toda la Carrera de San Jerónimo, Plaza de las Cortes incluida, llegando casi a la propia Plaza de Neptuno.
También ha estado presente el secretario general de los socialistas en el Congreso, Rafael Simancas, aunque ha sido increpado por varios manifestantes. De hecho, en varios momentos se ha coreado un lema clásico en las protestas ‘indignadas’: “!PSOE, PP, la misma mierda es!“, aunque con una nueva coletilla dedicada a Ciudadanos.
Algunos diputados han expresado su sorpresa por el alcance de la marcha, recordando que ni en las manifestaciones del 15-M ni en las de la Marcha de la dignidad habían podido superar el control policial y alcanzar los aledaños del Congreso.
 “Muchos tenemos que tomar nota. Nuestros abuelos nos están enseñando lo que hay que hacer”, ha dicho el diputado Íñigo Errejón, criticando que “el problema fundamental de las pensiones no es que haya mucha gente mayor, es que las condiciones de trabajo de los que trabajamos hoy no ayudan a sostenerlas”.
Bilbao: “Manos arriba, esto es un atraco”
 “Manos arriba, esto es un atraco”, “el rescate de las autopistas, para los pensionistas” y “Mariano Corleone nos roba las pensiones”, han sido algunos cánticos de protesta.
Miles de jubilados y pensionistas, convocados por la plataforma de asociaciones de jubilados, viudas y pensionistas de Bizkaia ,se han manifestado hoy por las calles de Bilbao (Vizcaya) en defensa de unas pensiones dignas, del sistema público de pensiones y de su actualización en base al IPC
Una manifestación multitudinaria ha inundado este jueves el centro de Bilbao para reclamar unas pensiones dignas. Según la policía municipal, 35.000 pensionistas se han congregado frente al Ayuntamiento de la ciudad vizcaína y han emprendido una marcha hasta la sede de la subdelegación del Gobierno español, superando las concentraciones que ya se han realizado varios lunes desde enero.
Pentsionistak Martxan, junto con las plataformas de Álava, Gipuzkoa y Navarra, son las propulsoras de las concentraciones que Bilbao ha vivido frente a su ayuntamiento desde enero “consecuencia directa de las reformas de las pensiones impulsadas por los distintos gobiernos del PSOE y del PP“.
El objetivo de la marcha es unir fuerzas y movilizarse conjuntamente en protesta de la escasa subida impuesta por el Gobierno, los recortes las pensiones públicas y la precaria situación en que se encuentran multitud de pensionistas. De hecho, en cifras de la Seguridad Social, en España hay casi dos millones de personas que cobraron entre 600 y 650 euros el pasado mes enero, siendo el tramo más numeroso; en la renta más baja, la de 150 euros o menos, hubo más de 90.000.
Barcelona: “Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden”
La convocatoria en Barcelona, encabezada por la Marea Pensionista, ha logrado llenar la céntrica Plaça Catalunya con varios miles de participantes. En ella varios representantes del movimiento han intervenido para exigir, entre otras reivindicaciones, la derogación de las reformas contra las pensiones públicas llevada a cabo por los gobiernos del PP y del PSOE,  la actualización de las pensiones según el IPC, la recuperación del poder adquisitivo perdido en los últimos años (que sobrepasa el 7%), la dignificación de las pensiones públicas con cargo a los presupuestos del Estado (el Estado Español dedica un 10% del PIB a pensiones mientras Italia destina el 14’5%) y la eliminación de la brecha de género. Sobre este último punto, se ha hecho además un llamamiento a secundar la huelga feminista internacional del próximo 8 de marzo.
Durante la concentración se han coreado consignas como “”gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden“, “manos arriba, esto es un atraco“, “estos ladrones, nos roban las pensiones“, “públiques sí, privades no“, “la lucha es el único camino“, “Rajoy dimisión” o “el pueblo unido jamás será vencido“.
Los portavoces de la Marea han lamentado que el Ayuntamiento de Barcelona no hayan dotado a este acto de la megafonía adecuada a pesar de haber sido avisados. Concluida la concentración, alrededor de dos mil personas han decidido continuar la protesta por Vía Laietana hasta Plaça Sant Jaume.

Todos a defender la Revolución Bolivariana Manuel E. Yepe Martianos-Hermes-Cubainformación

Todos a defender la Revolución Bolivariana
Martianos-Hermes-Cubainformación

Es evidente que la intervención militar de Estados Unidos en Venezuela es ya algo decidido y en marcha, como proa de un plan estratégico imperialista encaminado a liquidar políticamente el ejemplo integracionista bolivariano y apropiarse de las grandes riquezas minero energéticas, acuíferas y selváticas de esta nación.La vitalidad del proceso liberador bolivariano pese a lo mucho que gastan la oligarquía, y sobre todo Washington, para recuperar el control que antes tuvieron de esa nación, desespera al imperio.
La reciente gira por países de América Latina del Secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, con propósitos nada ocultos de aumentar la tirantez en la región, suscitar apoyo para la acción golpista en Venezuela, endurecer el aislamiento político y financiero contra
Caracas y proclamar que Estados Unidos ha resucitado la doctrina Monroe, cuyo lema de “América para los Americanos”, refleja su verdadera lectura imperialista.
En el ámbito latinoamericano, el acoso al gobierno venezolano orquestado por la ultraderecha guerrerista que acata a Washington ha conformado un bloque liderado por los presidentes de los países de la Alianza del Pacífico que, en colectivo e individualmente, se pronuncian cínicamente por que Venezuela “recupere las libertades, la
democracia, el estado de derecho y el respeto de los derechos humanos y supere la grave crisis económica y humanitaria que está haciendo sufrir al pueblo venezolano”.
El periodista, abogado, escritor y antropólogo centroamericano Ollantay Itzamná ha destacado cómo, tras desacreditar y castigar políticamente a varios de los honestos precursores de la dignidad latinoamericana que impulsaron el MERCOSUR, la CELAC y el ALBA, el gobierno estadounidense acude a su muy socorrida y grotesca táctica de utilizar a la OEA y a los catorce serviles y corruptos gobiernos del denominado Grupo de Lima (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía) para apoyarle en su infame plan de invasión y saqueo de Venezuela.
¿Y qué calidad democrática y moral tienen estos gobiernos anti Venezolanos? Se pregunta el destacado analista y caracteriza a algunos de ellos:
Mauricio Macri, presidente de Argentina que se mantiene en el poder merced a pactos con políticos corruptos. Tan pronto asumió el mando presidencial, brotaron evidencias de su evasión fiscal en los casos de Panamá Papers. Luego, se vio involucrado en el gran escándalo Odebrech, con el corruptor empresario brasilero que compró presidentes y legisladores latinoamericanos a precios más bajos que los de las bestias de carga en la época de la colonia.
Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras mediante elecciones fraudulentas e inconstitucionales. Durante su primer gobierno convirtió a su empobrecido país en el más violento y hambriento de toda América Latina. A la protesta masiva por la manipulación de los resultados de la inconstitucional reelección, respondió asesinando a casi medio centenar de activistas políticos, y encarcelando a muchos otros.
Jimmy Morales, actual presidente de Guatemala, denunciado e investigado por la Comisión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad en Guatemala (CICIG) por haber utilizado dinero del narcotráfico para su campaña electoral.
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia que negoció la pacificación del país pero, en esa “Colombia en Paz”, se lleva a cabo una masacre de defensores de los derechos humanos, indígenas y campesinos que exigen la restitución de sus tierras. Pedro Pablo Kuczynski, anfitrión y puntal del denominado Grupo de Lima, funge como presidente de Perú gracias a la compra de diputados de Alberto Fujimori, quienes con sus votos impidieron la destitución y castigo a este súbdito estadounidense quien, para gobernar el país andino, debió renunciar a su ciudadanía de EE.UU.
Michel Temer, presidente de Brasil sin haber ganado elección alguna en las urnas. Es uno de los políticos magnates corruptos de aquel país que impulsó el golpe de Estado contra Dilma Rousseff, y frenó las investigaciones contra la corrupción.
Y con este equipo cuenta Donald Trump para imponer su voluntad a los venezolanos, con la misma lógica que se propone armar a los maestros para que eviten a tiros las balaceras que se producen cada vez con más frecuencia en los centros de estudios estadounidenses.
Decididos a consolidar su revolución, los patriotas venezolanos se aprestan a defenderla con las armas de la democracia, ¡mientras esto sea posible!
América Latina –y la Humanidad toda- esperan que la voluntad venezolana de hacer callar a las armas con medidas democráticas frene la barbarie imperialista sin que los pueblos tengan que apelar a la violencia revolucionaria para defenderla, y con ello incendiar la pradera.
*Manuel E. Yepe, periodista cubano especializado en política internacional, profesor asociado del Instituto de Relaciones Internacionales Raúl Roa de La Habana, miembro del Secretariado del Movimiento Cubano por la Paz.
Enviado por el autor a : Martianos -Hermes-Cubainformación
Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.
Fuente: http://auto-hermes.ning.com/profiles/blogs/todos-a-defender-la-revoluci-n-bolivariana-por-manuel-e-yepe

El desafío estratégico de la izquierda latinoamericana. ¿Atacada por la derecha y sus propios errores?

El desafío estratégico de la izquierda latinoamericana. ¿Atacada por la derecha y sus propios errores?


Question Digital

Después de la larga y triste noche neoliberal de los noventa -que quebró naciones enteras como Ecuador-, y a partir de que Hugo Chávez ganó a finales de 1998 la Presidencia de la República de Venezuela, los gobiernos derechistas y entreguistas del continente empezaron a derribarse como castillo de naipes, llegando a lo largo y ancho de nuestra América gobiernos populares y adscritos al Socialismo del Buen Vivir.
Cambio de época
En su apogeo, en el 2009, de 10 países latinos de América del Sur, 8 tenían gobiernos de izquierda. Además, en Centroamérica y el Caribe estaba el Frente Farabundo Martí en El Salvador, el sandinismo en Nicaragua, Álvaro Colom en Guatemala, Manuel Zelaya en Honduras, y Leonel Fernández en República Dominicana. En países como Guatemala, con Álvaro Colom, o Paraguay, con Fernando Lugo, era la primera vez en la historia que la izquierda llegaba al poder, en el último caso rompiendo incluso una constante de siglos de bipartidismo.
En mayo 2008 nace Unasur, y en febrero de 2010 se crea la Celac, con 33 miembros. De los 20 países latinos de Celac, 14 tenían gobiernos de izquierda, es decir, el 70%.
La primera parte del siglo XXI sin duda han sido años ganados. Los avances económicos, sociales y políticos fueron históricos y asombraron al mundo, todo esto en un ambiente de soberanía, de dignidad, de autonomía, con presencia propia en el continente y en el mundo entero. Por supuesto, ayudó mucho la favorable coyuntura económica mundial. Las materias primas que exporta especialmente Sudamérica, tuvieron altos precios durante esos años, pero la gran diferencia es que por fin esa riqueza fue invertida en el Buen Vivir de nuestros pueblos.
América Latina vivió no una época de cambios, sino un verdadero cambio de época, que también modificó substancialmente el balance geopolítico de la región. Por ello, para los poderes fácticos y países hegemónicos, era indispensable acabar con estos procesos de cambio en favor de las grandes mayorías, y que buscaban la segunda y definitiva independencia regional.
La restauración conservadora
Aunque ya en el 2002 el Gobierno de Hugo Chávez tuvo que soportar un fallido golpe de Estado, es realmente desde el 2008 que se intensifican intentos no democráticos de acabar con los gobiernos progresistas, como fue el caso de Bolivia en el 2008, Honduras 2009, Ecuador 2010, y Paraguay 2012. Cuatro intentos de desestabilización, dos de ellos exitosos -Honduras y Paraguay-, y todos contra gobiernos de izquierda.
A partir del 2014, y aprovechando el cambio de ciclo económico, estos esfuerzos desarticulados de desestabilización se consolidan y conforman una verdadera “restauración conservadora”, con coaliciones de derecha nunca vistas, apoyo internacional, ilimitados recursos, financiamiento externo, etcétera. La reacción se ha profundizado y ha perdido límites y escrúpulos. Ahora tenemos el acoso y boicot económico a Venezuela, el golpe parlamentario en Brasil, y la judicialización de la política –“lawfare”-, como nos lo demuestran los casos de Dilma y Lula en Brasil, Cristina en Argentina, y el vicepresidente Jorge Glas en Ecuador. Los intentos para destruir Unasur y neutralizar la Celac, también son evidentes y, no pocas veces, descarados. Ni hablar de lo que está sucediendo en Mercosur. El fracaso del ALCA a principios de siglo trata de ser superado con la Alianza del Pacífico.
En Sudamérica, en los actuales momentos, tan solo quedan tres gobiernos de corte progresista: Venezuela, Bolivia y Uruguay. Los eternos poderes que siempre dominaron a Latinoamérica, y que la sumieron en el atraso, desigualdad y subdesarrollo, regresan con sed de venganza, después de más de una década de continuas derrotas.
Los ejes de la estrategia de la restauración conservadora
La estrategia reaccionaria está articulada regionalmente y se fundamenta básicamente en dos ejes: el supuesto fracaso del modelo económico de izquierda, y la pretendida falta de fuerza moral de los gobiernos progresistas.
Con respecto al primer eje, desde la segunda mitad del año 2014, y debido a un entorno internacional adverso, toda la región sufrió una desaceleración económica que se convirtió en recesión en los dos últimos años, con tasas de crecimiento del 1.2, -0.2 y -0.8% para los años 2014, 2015 y 2016, respectivamente. Los resultados son dispares entre países y subregiones, reflejo de la diferente estructura económica y políticas económicas aplicadas, pero las dificultades económicas de países como Venezuela o Brasil son tomadas como ejemplo del fracaso del socialismo, cuando Uruguay, con un gobierno de izquierda, es el país más desarrollado al sur del Río Bravo, o cuando Bolivia tiene los mejores indicadores macroeconómicos del planeta.
En el caso ecuatoriano, enfrentamos lo que llamamos “La Tormenta Perfecta”: el desplome de las exportaciones junto con una importante apreciación del dólar, la moneda de curso legal. Los choques externos negativos recibidos durante los años 2015-2016, no tienen parangón en la historia contemporánea ecuatoriana. Por primera vez en los últimos treinta años, tuvimos dos años seguidos de decrecimiento en exportaciones, perdiéndose cerca del 10% del PIB. Para el 2016, el valor de las exportaciones era apenas el 64% de finales del 2014. En el primer trimestre de 2016, el precio del barril del petróleo ecuatoriano estuvo por debajo del mítico piso de $20, que no alcanzaba a cubrir ni los costos de producción.
Mientras tanto, el dólar norteamericano se comportaba en forma exactamente contraria a las necesidades macroeconómicas, pasando de 0.734 a 0,948 euros/dólar entre enero 2014 y diciembre 2016, es decir, cerca de 30% de apreciación. Las monedas de países vecinos como Colombia llegaron a depreciarse en más del 70%.
Las pérdidas netas fiscales entre el 2015 y 2016 se calculan en 12% del PIB. Por primera vez en la historia, en lugar de recibir ingresos petroleros, el Gobierno Central tuvo que dar cerca de 1600 millones de dólares a las petroleras estatales para que no quebraran, como estaba sucediendo con muchas empresas petroleras alrededor del mundo. A esto hay que sumarles litigios perdidos en espurios tribunales arbitrales, que obligaron a pagar más de 1% del PIB a las petroleras Oxy y Chevron.
Como si esto fuera poco, el 16 de abril de 2016 ocurrió en la zona costera un terremoto de cerca 8 en la escala de Richter, que costó centenas de vidas, hizo decrecer la economía en 0,7%, y produjo pérdidas por más de 3% del PIB, sin contar las cerca de 4000 réplicas que ha tenido.
Por todos estos factores, la economía pasó de un vigoroso crecimiento del 4% en el 2014, a tan solo 0,2% en el 2015, y a un decrecimiento de -1,5% en el 2016. Sin embargo, pese a las dificultades extremas y carecer de moneda nacional, se superó la recesión en tiempo récord, con un mínimo costo, y sin incrementar pobreza ni desigualdad, algo inédito en América Latina. En el 2017 ya se espera un crecimiento de al menos 2%, mayor que el promedio latinoamericano de 1,3%.
En Ecuador, las políticas heterodoxas han demostrado ser más eficientes tanto en época de expansión como en época de recesión. Entre el 2007 al 2017 Ecuador más que duplicó el tamaño de su economía, su crecimiento económico fue mayor que el promedio de la región, y fue el país que más aumentó en la región el ingreso de los pobres y también más disminuyó la brecha entre ricos y pobres, logrando que dos millones de personas salieran de la pobreza, esto es, una reducción de 12,5%.
El problema es que, para la gente común, poco importan estos análisis económicos. Ellos sólo sienten que en los últimos años sus negocios venden menos, es más difícil para sus hijos encontrar trabajo, y ya no se incrementan sus ingresos al ritmo de antes. Esto lo explota muy bien una prensa especialista, no en informar, sino en manipular. Una recesión continental, y, en el caso ecuatoriano, sin tipo de cambio, la asocian a las políticas económicas, no a las estructuras de nuestras economías, o en otros casos pretenden hacer creer que en pocos años se podían cambiar esas estructuras, y, el no haberlo logrado, supuestamente es una muestra del “fracaso” de la izquierda. Mientras que a los gobiernos de derecha se les criticaba no haber hecho nada, a los gobiernos de izquierda se les critica no haber hecho todo.
El segundo eje de la nueva estrategia contra los gobiernos progresistas es el moral. El tema de la corrupción se ha convertido en la eficaz herramienta para destruir los procesos políticos nacional-populares en nuestra América. El caso emblemático es el de Brasil, donde una operación política muy bien articulada logró la destitución de Dilma Rousseff de la Presidencia de Brasil, para luego demostrarse que no tenía nada que ver con las cuestiones que se le imputaban. En Ecuador, se está siguiendo exactamente el mismo libreto con el vicepresidente de la República.
En esta estrategia de “lawfare” se empieza primero con alguna acusación de mucho impacto y poco sustento; luego viene un bombardeo mediático que aniquile el apoyo que pueda tener la víctima escogida; y, finalmente, el ser culpable o inocente será un detalle irrelevante para jueces presionados política y mediáticamente, que ya no buscan condenar por razones, sino razones para condenar, porque la sentencia condenatoria ya fue establecida por los medios y la “opinión pública”.
¿Quién puede estar contra una verdadera lucha contra la corrupción? Eso fue lo que hicimos en Ecuador durante los últimos diez años, erradicando la corrupción institucionalizada que existía, pero la supuesta lucha anticorrupción de la derecha y sus medios es absolutamente insincera, y tan solo un instrumento de ataque político, como lo fue en los noventa la lucha contra el narcotráfico, o en su momento la lucha contra el comunismo. Para una verdadera lucha contra la corrupción, bastaría, por ejemplo, prohibir los paraísos fiscales, por donde pasa prácticamente toda la corrupción que hemos tenido que enfrentar.
Nos hablan de falta de controles, de permisividad, de sistemas de corrupción. ¿Qué control permite detectar una coima en una cuenta secreta en un paraíso fiscal? En Ecuador, los controles son tan fuertes que se tienen que declarar el origen de depósitos de más de USD $ 10.000, pero en paraísos fiscales se puede depositar millones, sin que nadie informe nada.
Y, por supuesto, el encuadre comunicacional es que la corrupción se da por culpa del Estado, que lo público, a diferencia de lo privado, es la fuente de los problemas. La realidad es que -como en el caso Odebrecht, empresa constructora brasileña que creó toda una estructura de corrupción en 12 países-, la corrupción en gran medida es promovida por el sector privado. En países como Alemania, hasta hace poco, sus empresas podían deducir de impuestos los gastos para pagos ilícitos en nuestros países.
Hay una gran hipocresía mundial en torno a la lucha contra la corrupción. Cabe indicar que Ecuador es el primer país del mundo en aprobar mediante consulta popular una ley que impide a los funcionarios públicos tener operaciones de cualquier índole en paraísos fiscales. Esto ya convierte en delito el uso de estas guaridas, pero éstas siguen existiendo.
En resumen, se busca destruir no solo el modelo sino también los logros alcanzados por el progresismo, sobre la base de amplificar y generalizar, sobre todo a través de los medios de comunicación, problemas prácticamente ineludibles del ejercicio del poder.
¿La izquierda víctima de su propio éxito?
Probablemente la izquierda es también víctima de su propio éxito. Según la CEPAL, casi 94 millones de personas salieron de la pobreza y se incorporaron a la clase media regional durante la última década, en su inmensa mayoría fruto de las políticas de los gobiernos de izquierda.
En Brasil, 37.5 millones de personas dejaron de ser pobres entre 2003 y 2013, y ahora son de clase media, pero esos millones no fueron una fuerza movilizada cuando un Parlamento acusado de corrupción destituyó a Dilma Rousseff. Tenemos personas que superaron la pobreza y que ahora –por lo que se llama muchas veces prosperidad objetiva y pobreza subjetiva- pese a que han mejorado muchísimo su nivel de ingreso, piden mucho más, y se sienten pobres no en referencia a lo que tienen, peor aún a lo que tenían, sino a lo que aspiran.
Esa nueva clase media que ha emergido fruto del éxito de las políticas económicas y sociales de la propia izquierda, necesitan un nuevo discurso y mensaje. Sus demandas no son solamente diferentes, sino incluso antagónicas a las de los pobres, y sucumben más fácilmente a los cantos de sirena de la derecha y su prensa, que les ofrece para todos un estilo de vida a lo New York.
La izquierda siempre ha luchado contra corriente, al menos en el mundo occidental. La pregunta es, ¿estará luchando contra la naturaleza humana?
El problema es mucho más complejo si añadimos a esto la cultura hegemónica construida por los medios de comunicación, en el sentido gramsciano, esto es, lograr que los deseos de las grandes mayorías sean funcionales a los intereses de las élites. Un ejemplo dramático fue el rechazo a la Ley de Herencia que se intentó aplicar en Ecuador, consistente en un impuesto mucho más progresivo para las herencias de mayor tamaño. Pese a que tan solo un tres por mil de la población recibe en Ecuador una herencia, y que el nuevo impuesto sólo afectaba a los grandes legados, es decir, al 0,004% de las herencias, esto es, aproximadamente 172 personas por año sobre una población de 16 millones, muchos pobres y clase media salieron a protestar por un impuesto que jamás tendrán que pagar, manipulados en gran medida por los medios de comunicación.
Nuestras democracias deben llamarse democracias mediatizadas. Los medios de comunicación son un componente más importante en el proceso político que los partidos y sistemas electorales; se han convertido en los principales partidos de oposición de los gobiernos progresistas; y son los verdaderos representantes del poder político empresarial y conservador.
No importa lo que convenga a las grandes mayorías, lo que se haya propuesto en la campaña electoral, y lo que el pueblo, el mandante en toda democracia, haya ordenado en las urnas. Lo importante es lo que aprueben o desaprueben en sus titulares los medios de comunicación. Han sustituido al Estado de Derecho con el Estado de opinión.
¿Existe “desafío estratégico”?
La izquierda regional enfrenta los problemas de ejercer -o haber ejercido- el poder, frecuentemente de forma exitosa pero desgastante.
Es imposible gobernar contentando a todo el mundo, más aún cuando se requiere tanta justicia social. En Ecuador, por darle la voz a los humildes, oportunidades a los pobres, derechos a los trabajadores, dignidad a nuestros campesinos, por arrancarles el poder a los que siempre habían usufructuado de él -la banca, los medios de comunicación, la partidocracia-, nos granjeamos poderosos enemigos, y nos acusaron de “polarizar” el país. Olvidan que, por la mitad de lo logrado, hace pocas décadas hubiéramos tenido una guerra civil. Nosotros lo hicimos cansándonos de ganar elecciones.
Cuando se es la izquierda del 3% en permanente oposición, sin vocación de poder, acostumbrada a protestar y no a proponer, no se entiende lo que es tener que gobernar en adversas situaciones económicas, o enfrentar traidores que sucumbieron ante la tentación del poder y el dinero. Es claro que la única batalla que no puede perder un revolucionario es la batalla moral, pero un gobierno honesto no es el que nunca sufrió casos de corrupción, sino aquel que nunca los toleró. No comprender esto confunde a mucha militancia, y resta unidad y vigor a los movimientos progresistas, desmoralizándose ante el primer inconveniente, y muchas veces otorgándoles a los opositores una razón que nunca tuvieron.
Siempre hay que ser autocríticos, pero se trata también de tener fe en nosotros mismos. Los gobiernos progresistas están bajo constante ataque, las élites y sus medios de comunicación no nos perdonan ningún error, buscan bajarnos la moral, hacernos dudar de nuestras convicciones, propuestas y objetivos. Por ello, tal vez el mayor “desafío estratégico” de la izquierda latinoamericana, es entender que toda trascendental va a tener errores y contradictores, pero también, como decía San Ignacio de Loyola, comprender que, en una fortaleza asediada, cualquier disidencia es traición.
Rafael Correa Delgado: Expresidente del Ecuador.
Fuente: http://questiondigital.com/correa-el-desafio-estrategico-de-la-izquierda-latinoamericana-atacada-por-la-derecha-y-sus-propios-errores/

EEUU: Entrevista con George Ciccariello-Maher y Trevor Aaronson La supremacía blanca, el patriarcado y las armas de fuego Amy Goodman Democracy Now!


El atacante de Florida tenía antecedentes de amenazas de muerte y violencia contra mujeres

Diecisiete personas fueron asesinadas y al menos otras quince resultaron heridas el miércoles en la Escuela Secundaria Stoneman Douglas del condado de Broward, Florida, en uno de los ataques con armas de fuego en escuelas más trágicos de la historia estadounidense. Nuevas pruebas indican que el atacante, un joven de 19 años de edad ex estudiante de la escuela llamado Nikolas Cruz, tenía un rasgo en común con muchos otros hombres que perpetraron ataques masivos con armas de fuego: antecedentes de maltrato y amenazas a mujeres. El jueves, miembros del grupo de odio del nacionalismo blanco Milicia de la República de Florida también declararon que el atacante era un miembro de esa organización y que se había entrenado con la milicia. Más tarde, sin embargo, el líder del grupo desmintió los dichos. Los ex compañeros de Cruz sí lo describieron como alguien políticamente extremo que manifestaba posturas racistas. Para saber más de este tema, hablamos con George Ciccariello-Maher y Trevor Aaronson. Ciccariello-Maher es profesor visitante de Hemispheric Institute en la Universidad de New York y autor del libro “Decolonizing Dialectics” (La descolonización de la dialéctica). Aaronson es director ejecutivo y cofundador del Centro para un Periodismo de Investigación de Florida y escribe para el sitio de noticias The Intercept.

Transcripción Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.AMY GOODMAN : El jueves el FBI confirmó que había recibido una advertencia sobre los comentarios en Internet de alguien que decía llamarse Nikolas Cruz. Se trata del nombre Nikolas escrito con K, N-I-K-O-L-A-S, algo inusual. El FBI fue notificado por un usuario de YouTube después de que Cruz dejara un comentario amenazante en un video. Este al agente especial del FBI Robert Lasky.
ROBERT LASKY : En 2017, el FBI recibió información sobre un comentario hecho en un canal del sitio YouTube. El comentario simplemente decía: “Voy a ser un tirador escolar profesional”. El comentario no incluía ninguna otra información que indique el tiempo, la ubicación o la verdadera identidad de la persona que hizo el comentario. El FBI realizó revisiones de bases de datos y chequeos pero no pudo identificar a la persona que realmente hizo el comentario.
AMY GOODMAN : Mientras tanto, han surgido nuevas pruebas que demuestran que el autor del tiroteo en la escuela de Florida, Nikolas Cruz, compartía un rasgo común con muchos otros hombres que han llevado a cabo tiroteos masivos: tenía un historial de abusos y amenazas hacia mujeres. Un estudiante le dijo al periódico The New York Times que Nikolas Cruz fue abusivo con su ex novia y que fue expulsado después de tener una pelea con el nuevo novio de ella. Otro estudiante le dijo a The New York Times que había sido amigo íntimo de Cruz hasta que Nikolas empezó a perseguir y amenazar a una amiga suya. Y el exprofesor de matemáticas de Cruz le dijo al Times que se sentía atraído por otra estudiante a la que había llegado a acosar. Otros compañeros de la escuela también dijeron que Cruz era conocido por tener opiniones políticas extremas. El jueves, un grupo nacionalista blanco llamado La Milicia de la República de Florida afirmó que el autor del tiroteo era miembro del grupo y que se había entrenado con su milicia. Aunque después el líder del grupo negó esa afirmación. Los ex compañeros de clase de Cruz lo describieron como políticamente extremista. Un joven de 17 años llamado Ocean Parodie le dijo a The Daily Beast que Cruz “degradaba a las personas de religion islámica llamándolos terroristas”, además de afirmar que lo había visto vistiendo una gorra en apoyo a Trump. Cruz una vez publicó una fotografía en Instagram usando una máscara y una gorra roja con la consigna “Make America Great Again” (Hagamos a EE.UU. grande de nuevo). CNN también transmitió imágenes que muestran a Cruz sin camisa, usando la misma gorra y disparando un arma en el patio de su casa. El video fue grabado por un vecino. Un joven de 16 años llamado Josh Charo que estuvo con Cruz en el JROTC, el programa de entrenamiento militar para niños de escuelas secundarias, dijo que Cruz solía expresar creencias racistas. Charo le dijo a The Daily Beast: “Siempre hablaba de cómo sentía que los blancos eran algo superiores que el resto, diciendo cosas como: 'Mi gente está aquí industrializando el mundo y comenzando cosas nuevas, mientras tu gente [es decir, negros y latinos] simplemente están ocupando espacio'”. En un comentario que publicó en un video de YouTube, Nikolas Cruz también se refirió a los manifestantes antifascistas, conocidos como Antifa, y amenazó con asesinarlos en masa. Su comentario decía: “Voy a ver cómo caen las ovejas, f****** antifa, quiero matar a todos los que pueda”. 
Nos acompañan ahora dos invitados. Desde Filadelfia, está con nosotros George Ciccariello-Maher, profesor visitante del Instituto Hemisférico de la Universidad de Nueva York, autor de “Decolonizing Dialectics” (Descolonizando la Dialéctica). Y desde Florida, nos acompaña Trevor Aaronson, el director ejecutivo y cofundador del Florida Center for Investigative Reporting, una organización de periodismo sin fines de lucro. Aaronson también colabora con The Intercept. Trevor, empecemos con usted. ¿Qué es lo que debemos entender en este momento sobre lo que ocurrió en Florida?
TREVOR AARONSON : Lo cierto es que hubiéramos tenido más información de la que hemos tenido hasta hoy si el nombre de Nikolas Cruz fuera Mohammed Mohammed. En ese caso la pregunta hubieras sido: ¿Cuál fue la falla de inteligencia del FBI en esto? Lo que quiero decir es que si recuerdas la respuesta de los medios y la protesta pública que siguió al tiroteo de Omar Mateen en Orlando, la gran pregunta entonces era: ¿cómo se nos pasó por alto esta amenaza? ¿Cómo pudo el FBI pasar esto por alto? Y creo que lo que estamos viendo es que el FBI tiene ciertos mecanismos, a través de los procesos llamados evaluaciones de amenazas, para llevar a cabo investigaciones de amplio alcance sobre personas que puede representar una amenaza para la sociedad o la seguridad pública, y que en el caso de Omar Mateen vimos dos de esos mecanismos puestos en marcha porque alguien había mencionado al FBI que Omar Mateen conocía a los terroristas de la maratón de Boston. Eso justificó una investigación en la cual el FBI entrevistó a Mateen y miró en detalle sus antecedentes. Por el contrario, en el caso de Nikolas Cruz, él hizo declaraciones amenazantes en Youtube. Dada la ortografía inusual de su nombre, y dado que él usó su nombre real en los comentarios de las redes sociales, es un poco difícil de creer que el FBI no logró encontrar algo de información en los registros, incluidos los registros de compra de armas. Eso les hubiera permitido al menos tener un motivo para continuar con la investigación. Así que creo que lo que queda en este caso es realmente la pregunta de qué sabía el FBI y de si debería haber continuado con el caso de manera más agresiva. A partir de lo que hemos visto en otras investigaciones anteriores, creo que si ellos hubieran creído que Nikolas Cruz estaba involucrado en algún tipo de ideología radical, involucrando con el Islam, con ISIS o al-Qaeda, habrían hecho una investigación mucho más vigorosa de la que se hicieron, de acuerdo a lo que el FBI ha presentado hasta ahora sobre su investigación de Nikolas Cruz.
AMY GOODMAN : El sospechoso, Nikolas Cruz, según los informes, comentó en YouTube, “Voy a ser un tirador escolar profesional”, con su nombre, con la ortografía particular de su nombre. Y desde el año 2010, la policía local visitó 39 veces a su familia ante llamados por violencia doméstica o por tener a un individuo mentalmente enfermo en la casa, según CNN . Sus vecinos hablan de que la policía estaba constantemente en su casa. Eso es serio. Y, sin embargo, el FBI dice: “No podemos empezar una investigación con algo así”.
TREVOR AARONSON : Sí, creo que es importante recordar que después del 11 de septiembre de 2001 el gobierno creó una serie de entidades, o reforzó una serie de entidades, cuya labor era permitir un mayor intercambio de información e inteligencia entre los departamentos de policía y las agencias federales. Una gran parte de eso fue la creación de fuerzas de trabajo conjunto contra el terrorismo en todo el país. Y uno de los equipos más grandes de la nación está en el sur de Florida, y eso facilita el intercambio de información, de datos de inteligencia, entre la policía local y los oficiales de las fuerzas federales. Hay una forma en la que se supone que el sistema debe funcionar. El sistema fue diseñado, en gran parte, para encontrar a los atacantes del siguiente 11-S, por así decirlo. Pero también fue diseñado para encontrar personas como Nikolas Cruz, quienes pueden ser una amenaza significativa a la seguridad pública. Y se supone que el sistema está diseñado para identificar amenazas, como el comentario de YouTube que hizo Cruz, con su propio nombre, sin usar un alias, y aparentemente sin usar una VPN para proteger su dirección IP. Este tipo de información debería haberse procesado a través de algo así como estas JTTF (siglas de las fuerzas conjuntas contra el terrorismo), lo cual podría haberlo relacionado con las visitas de la policía a su casa en el condado de Broward. Creo que es importante reconocer eso. Por supuesto que es fácil juzgar a posteriori y decir: “Esto es lo que el FBI pasó por alto”. Pero también creo que es importante señalar que ese era realmente el trabajo del FBI . A partir del 11-S su objetivo principal ha sido encontrar amenazas antes de que sucedan. Y eso no solo involucra a las personas que están inspirados por ISIS y al-Qaeda. También involucra a personas que están inspiradas por otras ideologías radicales, o quiénes son, francamente, como señaló Donald Trump, enfermos mentales. Es decir, el objetivo debe ser, sin importa cuál es la ideología o el propósito, que si alguien representa una amenaza significativa, se deben poner en marcha estos procesos de intercambio de información que se supone que pueden ayudar al FBI a identificar a la persona antes de que cometa un crimen.
AMY GOODMAN : Quiero pasar por un momento a un invitado que tuvimos recientemente. Poco después del tiroteo en el club nocturno Pulse en Orlando, en junio de 2016, no muy lejos de donde el tiroteo de Parkland acaba de suceder. Democracy Now! habló con Soraya Chemaly, y le pregunté sobre esta conexión que usualmente es pasada por alto entre la violencia doméstica y los tiroteos masivos.
SORAYA CHEMALY : Lo que podemos ver repetidamente en estos casos de violencia masiva, cuando cuatro o más personas son asesinadas, es que el perpetrador tenía antecedentes de haber atacado a un compañero íntimo, a una pareja. Sucedió en la masacre de Boston. Sucedió en Sandy Hook. Y entonces, para muchos de nosotros, cuando ocurren estos sucesos de alguna manera sabes que una información así va a salir a la luz. Así que nos preguntamos: ¿Por qué es que este tipo de comportamiento no es visto como un elemento esencial para comprender la mortalidad en la violencia pública? Si tienes una persona que vive en tu comunidad que es violentamente abusiva hacia su familia, eso es una preocupación para la comunidad en general. En el caso de Orlando, parece que no hay ningún reporte hecho a la policía, algo que a menudo ocurre, lo cual significa que como sociedad estamos inhibidos de tomar medidas adicionales. Entonces, el atacante, por ejemplo, fue completamente capaz de ir y obtener armas legalmente. Tenemos una ley federal que debería haber prohibido eso siendo que, por ejemplo, él había tenido una orden de alejamiento en su contra. Pero más de 50 estados no tienen leyes que respalden eso.
AMY GOODMAN : Esa era la periodista Soraya Chemaly. Y nuevamente, solo para reiterar, un estudiante le dijo a The New York Times que Nikolas Cruz fue abusivo con su ex novia y que fue expulsado después de tener una pelea con el nuevo novio de ella. Otro estudiante le dijo al Times que había sido amigo íntimo de Cruz hasta que comenzó a perseguir y amenazar a una amiga suya. Un profesor de matemáticas dijo que estaba molestando a otra alumna hasta el punto de acosarla. George Ciccariello-Maher, dénos su opinión.
GEORGE CICCARIELLO - MAHER : Lo que sabemos es que este tirador, quien es aparentemente un supremacista blanco, también ha sido violento con las mujeres. Esto es algo que se sabía. Y no es una sorpresa. Estas cosas van de la mano porque la supremacía blanca y el patriarcado son estructuras violentas de poder que llevan a responder a una frustración u obstáculo con violencia. Y sin embargo, cada vez que hablamos de esto en los medios, una y otra vez, la situación es tratada como si fuera la primera vez que ocurre. Y todos los datos y la información que tenemos a nuestra disposición nos están diciendo claramente que eso es lo que ocurre. Por ejemplo, se habló de este tema, de esa conexión, después del tiroteo en Las Vegas, cuando se dio a conocer que el tirador había sido, en público, violentamente agresivo hacia su propia pareja. Esto es algo que sucede repetidamente en casos como este. Y es realmente frustrante tener que decir una y otra vez que esta correlación existe, que esa violencia hacia las mujeres, y en ese caso también violencia hacia los animales, ese tipo de respuestas violentas y de agresiones a lo largo de la vida de la persona, tienen algo que ver con esos sentimientos de dominación expresados en lo que es aparentemente una ideología de supremacía blanca.
AMY GOODMAN : Para hablar más al respecto del tema de la conexión con la ideología de la supremacía blanca volvamos a escuchar a Trevor, y luego seguiremos con George. Trevor Aaronson, hablando de esta conexión, ¿hay una persona de un grupo de supremacía blanca de Florida que dijo que Nikolas Cruz se entrenó con ellos, pero ahora se retractó?
TREVOR AARONSON : Sí. Inicialmente, teníamos algunos informes que surgieron inicialmente de una investigación que hizo la Liga Anti-Difamación y que vinculaba a Nikolas Cruz a un grupo con base en Tallahassee llamado la República de Florida, un grupo nacionalista blanco que dice que está tratando de crear un estado de Florida solo para blancos. Y lo que dijo el líder de ese grupo, Jacob Jered, fue que Nikolas Cruz se había entrenado con ellos y que era un miembro de su grupo. Y, de hecho, en una entrevista posterior con The Daily Beast, Jacob Jered dijo que ellos habían comprado un arma para él y también que se entrenó con ellos en Tallahassee. Luego, en Gab, que es una plataforma de redes sociales similar a Twitter hecha para proporcionar un hogar a los supremacistas blancos que han sido expulsados ​​de Twitter por sus puntos de vista odiosos, Jacob Jered, el líder de la República de Florida, se desdijo. Básicamente, él indicó: “Bueno, tenemos varias personas llamadas Nikolas, y me confundí”. Entonces, es difícil saber si Jacob Jered solo estaba usando este caso como una estrategia para dar a conocer el nombre de su organización. Y si ese es el caso, ciertamente funcionó. También es posible que Nikolas Cruz tuviera algunas ideas a favor de la supremacía blanca. Las fuentes en este momento son un poco vacilantes y es difícil de saberlo con precisión. Basándome en algunos de los comentarios que hizo contra Antifa, por ejemplo, se puede decir que ciertamente tenía alguna ideología política de derecha, pero al mismo tiempo pienso que no es del todo claro si él fue realmente parte de un grupo de supremacía blanca o si se identificaba con una ideología de supremacía blanca.
AMY GOODMAN : Y, por supuesto, tienes a sus amigos afirmando que era islamofóbico, y que él decía que los blancos eran superiores a los negros y los latinos. Continuemos con este tema de la conexión entre este tipo de racismo y su misoginia.
TREVOR AARONSON : Sí, volvamos a ese punto que estaba señalando antes acerca de cómo el sistema de evaluación de amenazas del FBI está diseñado para establecer este tipo de señales de advertencia y reunirlas y armar un perfil de quién podría ser peligroso, y luego asignar recursos en consecuencia, ya sea para ir a la casa de Nikolas Cruz, entrevistarlo y tal vez asustarlo directamente, o para construir un caso, reunir toda la información que podría darte razones para sospechar que podría ser peligros en un futuro. Sin duda, los comentarios que hizo en YouTube y sin duda el tipo de comentarios racistas que él había hecho, en una evaluación de amenazas, por ejemplo, podría llevar a entrevistar estudiantes y amigos. Ese es el tipo de proceso podría haber desenterrado las cosas que los medios de comunicación ya han desenterrado, que es que Nikolas Cruz parecía tener algunas creencias de derecha que pueden haberlo llevado a tomar acciones violentas. Si el FBI hubiera investigado esto, como los ves investigar casos de posible extremismo islámico, creo que es razonable pensar que lo que el FBI hubiera sabido sobre Nikolas Cruz hubiera sido mucho más de lo que ellos sabían cuando ocurrieron los disparos. Lo que básicamente sabían sobre Nikolas Cruz en el momento del ataque es muy poco, según el FBI ha admitido, o tal vez nada.
AMY GOODMAN : Nikolas Cruz estuvo involucrado con JROTC (los entrenamientos militares para niños en escuelas), George Ciccariello-Maher, ¿podría hablar sobre sus preocupaciones en cuanto a eso? También una de las mujeres jóvenes que fue asesinada había sido miembro de JROTC.
GEORGE CICCARIELLO - MAHER : Creo que deberíamos estar muy atentos a todos estos factores. Es difícil enfocarse en su participación en un programa de entrenamiento militar que en realidad está muy extendido en el país. Sin embargo, sí debemos ser conscientes, en realidad, de que estos son programas de entrenamiento militar para un gobierno de Estados Unidos que está involucrado en la violencia masiva en el exterior. Entonces, no siempre deberíamos sorprendernos de ver como esa violencia se ve reflejada en nuestro país. Creo que en este caso deberíamos enfocarnos en cuanto a su participación en la organización de la supremacía blanca. Sé que hay muchos datos yendo y viniendo al respecto. No me sorprendería que el fundador de esta organización nacionalista blanca se retractara de sus comentarios por miedo al escrutinio público que iba a recibir. Como yo lo entiendo, también fue confirmado por ABC , a partir de testimonios de varios compañeros de clase, que él había estado involucrado en este grupo. Y creo que debemos ser conscientes de que el año pasado hemos visto un aumento dramático en las expresiones públicas de supremacía blanca, de violencia nacionalista blanca. Sabemos que estas son organizaciones violentas. Sabemos que están generando violencia. Lo hemos visto en Charlottesville. Lo hemos visto cuando los partidarios de Milo Yiannopoulos abrieron fuego contra sus opositores, entre otros casos. Y partidarios de Richard Spencer han alentado la violencia en las protestas. Al mismo tiempo, nos dicen que estas son solo ideas en el gran mercado de las ideas para ser debatidas y discutidas. Pero lo que necesitamos es darnos cuenta de que uno no puede discutir la supremacía blanca. No la pones en debate. La destruyes. La desarmas. Y eso es algo que tenemos que hacer en un nivel mucho más amplio, mientras estamos tratando de lidiar con lo que está pasando en esta instancia, porque vemos que hay gente que se está volviendo radical. 
Por supuesto, si fueran, por algún caso, musulmanes, la pregunta sobre dónde adoptaron esas ideas radicales se vuelve un meme, algo viral, y sin embargo, no nos hacemos esta pregunta cuando se trata de estos jóvenes blancos radicalizados, quiénes están involucrados en esta violencia masiva, están en grupos de discusión. Si es verdad que Cruz estaba vinculado con ideas de supremacía blanca, se trata del segundo tiroteo escolar de extrema derecha en dos meses. El último fue en Nuevo México, perpetrado por alguien que participó activamente en The Daily Stormer, uno de los sitios web de extrema derecha y antisemita más violentos. Esta relación resulta directa. Sin embargo, Trump eliminó casi todo el escrutinio o el control hacia los grupos de supremacía blanca. Incluso Obama había estado recortando el financiamiento para este fin. Entonces, sabemos que el gobierno no tiene ningún interés en enjuiciar y socavar las organizaciones de supremacía blanca, y que las organizaciones en el terreno van a necesitar hacer eso ellos mismos.
AMY GOODMAN : Bueno, vamos a terminar aquí. Quiero agradecerles a los dos por estar con nosotros. A Trevor Aaronson, que nos acompañó desde San Petersburgo, y trabaja en Center for Investigative Reporting de Florida y en The Intercept. Y a George Ciccariello-Maher, académico visitante en el Instituto Hemisférico de la Universidad de Nueva York, que nos habló desde Filadelfia. Esto es Democracy Now! 
Fuente: http://www.democracynow.org/es/2018/2/16/white_supremacy_patriarchy_and_guns_fl

jueves, 22 de febrero de 2018

El franquismo y la pobre democracia Alfons Cervera eldiario.es

El franquismo y la pobre democracia    Alfons Cervera
eldiario.es

El 9 de septiembre de 1983 fue retirada la estatua de Franco en la ciudad de València. El dictador montado en su caballo, como el invicto general de todas las batallas. Allí estaba desde 1964, como en muchas plazas de su España victoriosa. El dictador se había muerto el 20 de noviembre de 1975. La democracia empezaba a llegar con cuentagotas. Con mucha muerte en el camino de esa Transición que algunos adornan con la floritura de modélica, de tranquila, de exportable como si la historia fuera lo mismo que un cargamento de naranjas o jamones pata negra. En 1979 se celebraron las primeras elecciones municipales. En la ciudad de València ganaron las izquierdas. Primero fue alcalde el socialista Fernando Martínez Castellano, pero pronto lo sustituyó otro compañero de partido: Ricard Pérez Casado. Uno de los primeros acuerdos del consistorio fue la retirada de la estatua de Franco de la plaza hoy llamada del Ayuntamiento y entonces (o eso creo) del País Valenciano.
Pasaron cuatro años desde aquel acuerdo y finalmente se decidió que adelante, que ya era hora de la retirada de la estatua. Antes lo había intentado el FRAP, pero los anclajes eran demasiado profundos. Ahora, al fin, el desmontaje parecía posible. Pero los tiempos tranquilos no eran tan tranquilos. El franquismo seguía vivo porque las ataduras de la dictadura habían maniatado este país durante cuarenta inacabables años. Por eso decidieron que los trabajos de retirada de la estatua se harían por la noche. El miedo seguía en todas partes. Un amplio sector de la policía formaba parte de la extrema derecha. O la extrema derecha formaba parte de la policía. Eso había. No me lo invento. La madrugada del 8 al 9 de septiembre empezaron los trabajos de desanclaje. Imposible. El caballo y su jinete estaban anclados y bien anclados en el asfalto de la plaza. Poco a poco fueron acudiendo grupos de extrema derecha. Ahí también la Alianza Popular de Fraga Iribarne y Rita Barberá. Los operarios del ayuntamiento desistieron. La dictadura estaba bien clavada en la tierra y en las conciencias de la gente. Cuarenta años no se borran en una noche.
Ya avanzada la mañana del día 9, un grupo de voluntarios, ataviados con monos de trabajo y ocultos los rostros en capuchas, se presentaron a pie de estatua y pasadas las dos de la tarde culminaron su retirada. Casi mil personas acudieron a la protesta contra esa retirada. Gritos. Amenazas. Agresiones a quienes desmontaban la estatua. Brazos en alto, el saludo fascista. Gargantas a grito pelado entonando el “Cara al sol”. Algunos policías ayudaban en lo que podían a esos grupos ultras. Al final hubo follón, actuación policial en la dispersión de los manifestantes. Coronas de flores depositadas por sus partidarios: para que la memoria franquista siguiera oliendo a muerto.
Esto que les cuento sucedió el 9 de septiembre de 1983. Han pasado casi 35 años desde entonces. Me pregunto si lo que ahora pasa con el franquismo es muy distinto a lo que pasaba en aquellos años. Y si he de hacer caso a lo que está pasando ahora cuando hablamos de la dictadura, concluyo que no, que no es lo mismo pero que no es tan distinto a lo de entonces. Miren, si no, lo que está pasando en Callosa de Segura, el pueblo de la Vega Baixa donde el ayuntamiento progresista retiró hace unos días la cruz de los caídos en cumplimiento de la Ley de Memoria. En esa cruz constan los nombres de los muertos que lucharon en el bando fascista cuando la guerra. Sólo esos nombres. Habían acordado su retirada en 2016. Hubo amenazas a los miembros del consistorio. Las redes sociales ardieron contra la retirada de la cruz. Dos años después la decisión fue firme y la cruz fue desmontada de su pedestal y llevada a un espacio de memoria de la localidad. El desmontaje fue de madrugada. Grupos falangistas acudieron para impedir la retirada del vestigio franquista. Hubo vigilias con rezos y cirios a las puertas de la iglesia. El cura arengó de vez en cuando para que la llama de las velas se mantuviera a toda mecha. Los caralsoles y brazos en alto apoyando los rezos y los cirios, para dejar bien claro que la Falange y la autoridad eclesiástica no andan desparejados después de tanto tiempo. La violencia falangista otra vez, como en tantos sitios. La policía detuvo a dos de esos violentos. Pero luego llegó el Tribunal de Justicia y anuló la retirada de la cruz. La Justicia, ¡ay la Justicia, siempre la Justicia!
Han pasado 35 años desde aquel día de septiembre de 1983 en que fue retirada la estatua de Franco en Valencia. Entonces esa retirada fue de madrugada, con amenazas y altercados provocados por los franquistas. Ahora ha pasado exactamente lo mismo en Callosa de Segura, pero con la cruz de los caídos en vez de con la estatua de Franco. ¡¿Cuántas cosas ha hecho mal esta democracia para que 42 años después de muerto el dictador siga habiendo tanto miedo a la hora de contar su historia deleznable y de retirar los símbolos que nos lo recuerdan permanentemente?! La democracia, ¡ay la democracia, la pobre democracia!

Los iraquíes todavía recuerdan a los más de 400 civiles asesinados por un solo bombardeo del ejército estadounidense en Bagdad en 1991 En recuerdo del bombardeo del refugio de Al-Amiriyya. Sinan Antoon Al Jazeera

Los iraquíes todavía recuerdan a los más de 400 civiles asesinados por un solo bombardeo del ejército estadounidense en Bagdad en 1991
En recuerdo del bombardeo del refugio de Al-Amiriyya. Sinan Antoon   Al Jazeera


Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos.


La memoria colectiva iraquí está repleta de significantes de dolor y pérdida. Los últimos años no han hecho más que añadirse a las montañas de cuerpos y de escombros, y a sus significantes en un país devastado por décadas de dictadura brutal, sanciones genocidas y guerras. La invasión anglo-estadounidense de 2003 (también conocida con su orwelliano nombre de “Operación Libertad Iraquí”) desmanteló los restos del Estado iraquí agotado por guerras y sanciones. También provocó y normalizó la política del caos, la corrupción y las guerras civiles sectarias. El Estado Islámico de Iraq y de Levante (ISIL) no fue sino la consecuencia más reciente y visceral de aquella invasión. Aunque el repertorio simbólico y discursivo del ISIL indaga profundamente en el pasado lejano, su cordón umbilical se formó y nutrió en torno a 2003.
Los iraquíes no se han recuperado todavía de la violencia y el horror desatados por la aparición del ISIL, su ocupación de Mosul y otras ciudades en 2014 y la destrucción y masacres que dejó tras de sí. Ahora Mosul y otras ciudades y pueblos han sido liberados, pero cientos de miles de iraquíes continúan desplazados en campos lejos de sus ahora destruidos hogares. Las promesas de reconstrucción y rehabilitación hechas por uno de los regímenes más corruptos del mundo todavía se tienen que traducir en resultados concretos.
Pero hoy [13 de febrero de 2018], como cada año, muchos iraquíes conmemorarán y llorarán la masacre que tuvo lugar hace 27 años. “Al-Amiriyya” sigue siendo un capítulo fundamental en el libro iraquí del dolor.
A las 4:30 am del 13 de febrero de 1991 dos F-117 estadounidenses que sobrevolaban Bagdad lanzaron dos bombas “inteligentes” guiadas por láser de 2000 libras (900kg) de peso cada una. Su objetivo era un gran refugio para civiles (el número 25) en al-Amiriyya, un barrio residencial al oeste de Bagdad.
Unos mil civiles dormían aquella noche en el refugio. La primera bomba atravesó el muro de hormigón fortificado a través del canal de ventilación. La segunda cayó a continuación por el mismo sitio y explotó en las profundidades del edificio. Las bombas mataron a 408 civiles, incluidas 261 mujeres y 52 niños. La víctima más joven tenía una semana de vida. El calor de la explosión incineró a la mayoría de las víctimas. Los cuerpos que se sacaron después estaban carbonizados e irreconocibles. El olor a carne quemada impregnó el barrio durante días.
El Pentágono insistió en que el refugio de al-Amiriyya era un búnker utilizado como centro de mando militar. Afirmó que la vigilancia estadounidense había detectado señales que indicaban que era una instalación militar los días previos al bombardeo.
El entonces director de operaciones del Pentágono afirmó que “ambas bombas habían caído donde estaban programadas”. Pero los periodistas extranjeros que visitaron el lugar inmediatamente después del bombardeo no encontraron indicación alguna de que el lugar no fuera sino un refugio civil. El portavoz del presidente estadounidense George HW Bush, Marlin Fitzwater, afirmó: “No sabemos porqué había civiles en aquel lugar, pero sabemos que Sadam Husein no comparte nuestra idea de que la vida humana es sagrada. Asesina a civiles intencionadamente y con un fin”.
Dick Cheney, el entonces secretario de Defensa, culpó a Iraq y sugirió que se estaba colocando intencionadamente a civiles en emplazamientos militares.
Desde el 7 de enero de aquel año se habían producido bombardeos a diario por todo Iraq. El objetivo declarado era expulsar de Kuwait al ejército iraquí ocupante, que había invadido ese país en agosto de 1990. Pero los bombardeos arrasaron la infraestructura de Iraq al destruir 134 puentes, 18 de 20 de las centrales eléctricas de Iraq, complejos industriales, refinerías de petróleos, estaciones de bombeo de aguas residuales e instalaciones de telecomunicaciones. Después de la guerra la electricidad quedó reducido a un 4 % del nivel anterior a la guerra.
Tal como había advertido el secretario de Estado James Baker, Iraq fue bombardeado “hasta hacerlo retroceder a la era preindustrial”. Las pérdidas económicas de la campaña de bombardeos de 43 días se calculan en 232.000 millones de dólares.
Unos meses después, el 8 de junio, se organizó en Washington DC un desfile de la victoria para celebrar el fin de la “Operación Tormenta del Desierto”. El general Norman Schwarzkopf, que dirigió la operación, acompañó a Bush Sr en la tribuna. Pero en Iraq seguía otra guerra aunque de manera diferente e iba a continuar hasta 2003. Las sanciones económicas impuestas a Iraq para obligarle a irse de Kuwait se mantuvieron a pesar de su crueldad y de sus efectos devastadores que afectaron a todas las facetas de la vida.
En 1995 la ONU informó de que más de medio millón de niños iraquíes habían muerto a consecuencia de esas sanciones letales y de que lejos de dañar al régimen, estaban matando civiles y destruyendo el tejido social de Iraq. Aún así, la entonces embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Madeleine Albright, declaró en una tristemente célebre entrevista que “merecía la pena pagar ese precio político”. Menos mal que consideran que “la vida es sagrada”.
Cada gobierno estadounidense después de Bush Sr ha bombardeado Iraq por una razón u otra. Algunos de los mismos personajes que supervisaron la primera Guerra del Golfo en 1991 volvieron a aparecer a principios de este siglo para vender y llevar a cabo la invasión de Iraq de 2003.
El régimen iraquí utilizó la tragedia y el lugar para su propaganda. El destrozado refugio de al-Amiriyya se convirtió en un monumento conmemorativo. En las paredes de sus oscuras habitaciones estaban colgadas las fotos en blanco y negro de las 408 víctimas. En las paredes y el suelo quedaban las marcas de algunos de los cuerpos quemados y eviscerados.
Los supervivientes y las familias visitaban el lugar para llorar y recordar. Una madre que había perdido a ocho de sus hijos se convirtió en la guía del lugar.
Hoy, sin embargo, el lugar está abandonado y cerrado al público. Hay un unidad del ejército iraquí estacionado ahí. No habrá ninguna mención ni conmemoración oficial de la masacre de al-Amiriyya. El gobierno iraquí y toda la clase política son los beneficiarios de Estados Unidos y sus guerras. Reconocen y conmemoran los crímenes de Sadam Husein y el régimen Baath, y ahora del ISIL, y los explotan para sus mezquinos y sectarios fines políticos.
Pero los iraquíes nunca olvidarán al-Amiriyya.

Sinan Antoon es un novelista y poeta iraquí. Su última novela es The Baghdad Eucharist.
Fuente: http://www.aljazeera.com/indepth/opinion/al-amiriyya-bombing-iraq-180213101835151.html 
Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelión como fuente de la traducción.

miércoles, 21 de febrero de 2018

El modus operandi del Ibex 35 en América Latina. José Bautista. La Marea

El modus operandi del Ibex 35 en América Latina.  José Bautista.   La Marea

Un informe de Ecologistas en Acción y OMAL, entre otros, denuncia las malas prácticas de las grandes corporaciones españolas en Latinoamérica