jueves, 27 de julio de 2017

Sobre las vacaciones de la señora presidenta. ¡Pero cuando ha trabajado esa hija puta! A esa la ponía yo a trabajar en los campos de Lorca (Murcia) Huércal Overa( Almería) a coger melones, sandias, lechugas, etc. a 50 céntimos la caja a pleno sol de 40 º grados de temperatura que para ganar 20 €€ , que tiene que coger 1000 kg. Eso es una agresión infame a los trabajadores del mundo y merece una buena respuesta de los trabajadores. Nos tratan como esclavos, pero no contentos con eso, además de agredirnos se burlan, se mofan. ¡Hasta cuando vamos a seguir aguantando que esta gentuza corrupta nos roban cada día hasta nuestra dignidad como personas! Sobre las vacaciones de la señora presidenta 26Jul 2017 Compartir: facebook twitter meneame 1 comentario José Luis Llorente Álvarez Ingeniero Superior de Minas, Arquitecto de Tecnologías de la Información y miembro de econoNuestra

La presidenta de la Comunidad de Madrid, la señora Cristina Cifuentes, ha declarado que este año tampoco se irá de vacaciones en verano (creo que por tercera vez) porque, aunque considera que los días de descanso son “una cosa muy buena”, cree que no tienen que ser “una obligación”, sino una decisión voluntaria.

Ante esa declaración tan franca, no puedo por menos que expresar con equivalente claridad la conclusión a la que llego sobre la señora presidenta:
Quien no valora el descanso demuestra el poco esfuerzo que pone en su trabajo.
La declaración de la señora presidenta puede leerse de distintas maneras. La primera y más simple es la que se limita al ámbito de su persona y su función. La señora Cifuentes no se considera obligada a tomar vacaciones como presidenta de una Comunidad Autónoma de más de siete millones de habitantes en 2017 y con un PIB de más de 200 millardos de euros. Y eso es porque tiene trabajo pendiente.
La verdad es que, desde este punto de vista, comparto su opinión, ya que, por ejemplo, es la presidenta de una de las regiones con mayores desigualdades de Europa
Sólo para atajar este problema, estoy seguro de que la señora presidenta necesitará un tiempo extra, al margen de la gestión del día a día de su cargo, al que bien puede dedicar el que le corresponde formalmente como vacaciones. Y si consiguiese atajarlo, gracias a ese esfuerzo personal, no le quepa duda de que todos sus conciudadanos, votantes o no, se lo agradeceríamos.
Pero la declaración de la señora presidenta seguramente ha ido más allá de esta primera y elemental, un poco ordinaria, lectura. Estoy convencido de que la ha hecho con un afán adicional, con una intención sin duda ejemplarizante, de modo que se pueda aplicar su reflexión a los trabajadores de todo tipo.
Usando una transcripción simplista: si yo, presidenta de la Comunidad de Madrid puedo elegir no tomar mis vacaciones, ¿por qué tú, un simple empleado, exiges tomar las tuyas?
Permítame, señora presidenta, ya dirigirme directamente a usted y explicarle, en primer lugar, que los empleados de las empresas públicas y privadas, así como los empleados de las distintas administraciones públicas (funcionarios o contratados), tenemos unos contratos que establecen nuestras obligaciones con respecto a nuestros respectivos empleadores, así como las contraprestaciones económicas o de otra índole (como seguros, por ejemplo) que se establezcan y concierten entre ambas partes.
Estos contratos fijan, en todos los casos, aunque no siempre sean claros ni simples, el número de horas que el empleado debe trabajar y la cantidad y frecuencia con la que el empleador le paga.

Por ejemplo, en España es habitual tener el sueldo anual dividido en catorce pagas. Pero eso no es gracias a Franco, como todos los que añoran la dictadura nos recuerdan cada 18 de julio, sino porque la división en 14 pagas es útil para fomentar el consumo veraniego y navideño, ya que la capacidad de ahorro (excepto para la compra de vivienda) de las familias españolas es asintóticamente nula. Hasta los gobiernos de la dictadura eran conscientes esto y por eso se instauraron las pagas extras. Pero esas mal llamadas pagas extras, porque no son extras, no son más que un reparto temporalizado de la cantidad total anual acordada en el contrato. No son un regalo del empresario al trabajador, ni mucho menos un regalo de Franco o del gobierno de turno. Aunque alguno de los que se duermen tarareando suavemente el “Cara al sol” aún no se ha enterado.
Es importante el punto de que el contrato establece la cantidad y la frecuencia de los pagos, porque yo mismo, por ejemplo, estaría encantado de mantener la cantidad que cobro actualmente cada mes durante los próximos diez años, si la frecuencia de los cobros se incrementase, digamos, hasta ser semanal. Creo que no tendría problemas de empeoramiento de mi poder adquisitivo por alta que fuese la inflación en la zona Euro.
Y, del mismo modo, en ese mismo contrato también se establece el esfuerzo de trabajo que hace el empleado a lo largo del año para corresponder a su estipendio (vulgo salario). Ese esfuerzo suele medirse en horas anuales y en España está en el entorno de las 1700-1750 dependiendo de los convenios colectivos que apliquen, si aplican.
En el gráfico siguiente se presentan datos publicados por la OCDE de estimación de las medias de horas reales anuales trabajadas por país para 2017. La barrita gris en el centro correspondiente a España tiene el valor 1701 horas.
Hagamos un pequeño ejercicio matemático y dividamos 1760 horas anuales (atención 1760 es mayor que 1701) entre jornadas de 8 horas y entre meses de 20 días laborables. El número que nos sale es un bonito número primo que es, además, palíndromo, y es el 11, los dos palitos. ¿Qué significa esto?
Pues que, en España, no pueden prácticamente existir contratos (legales) que no supongan que, descontando el descanso semanal y las fiestas oficiales, no incluyan un periodo de vacaciones de, aproximadamente, un mes.
Más claro, y huyendo en lo posible de los números que dan mucho miedo, las vacaciones no son algo que la empresa (o el organismo empleador) da al trabajador. Ni siquiera es un derecho del trabajador. Ni es algo que ha fijado Franco. Peor aún, no es una “cosa”, sea buena o mala. Las vacaciones son horas que no están contratadas. Que no están pagadas. Porque el contrato fija un estipendio anual por unas horas de trabajo anuales (Y no estoy mencionando ni voy a hacerlo en ningún momento las leyes que amparan los derechos laborales).
El contrato laboral no dice que el empleado pasa a ser propiedad de la empresa de 8 a 5 de lunes a viernes durante todo el año. Y que la empresa le regala unas vacaciones. ¡No! El contrato laboral dice que un empleado trabaja un conjunto de horas a cambio de una remuneración. Y ambos términos, horas y remuneración, son más o menos flexibles en cómo se miden y sobre qué umbrales pueden o no superarse.
Así que, señora presidenta, mis vacaciones no son una “cosa”, ni buena ni mala, ni son una obligación ni una decisión voluntaria. Mis vacaciones forman parte del tiempo de mi vida que no está contratado por mi empleador. Del mismo modo que el tiempo que dedico a dormir cada día. Salvo que usted piense que las horas de sueño también son un regalo que nos hacen a los empleados.
Y los empleados, que en nuestras horas de trabajo nos esforzamos por hacer las cosas bien, necesitamos descansar y dormir. Dormir, diariamente a ser posible, y tener otros descansos semanales y anuales.
A estas alturas, si han seguido leyendo, más de un gestor de recursos humanos estará horrorizado por la burda simplificación en los términos que estoy utilizando. Pero no lo estoy yo menos cuando a los trabajadores nos llaman recursos. O a mis vacaciones “cosa”.
Pero, aunque sea burdamente, creo que he dejado claro que la función seudo-ejemplarizante de la declaración de la señora presidenta no tiene base racional alguna. Por lo que me planteo la siguiente pregunta: ¿a qué ha venido esta boutade? ¿Cree de verdad la señora presidenta que sus vacaciones (que no las mías, cuya naturaleza ya he explicado anteriormente) son voluntarias? ¿Qué sus vacaciones son una cosa muy buena pero no obligatoria?
Pues, quizá sí, y, además, quizá tenga razón en pensarlo. Porque la señora presidenta y por extensión cualquier político elegido o designado (no confundir con un funcionario), no es un empleado. Somos empleados los que trabajamos en las empresas públicas o privadas y los funcionarios de carrera o los empleados laborales de la administración. Los políticos no son empleados.
Y no lo son por varios motivos. Primero porque sus estipendios y condiciones laborales se los fijan ellos mismos, individual o colectivamente. En ese sentido son equivalentes a los ejecutivos de grandes empresas que se asignan contratos blindados a su voluntad: no creo que nadie piense que dichos ejecutivos son equivalentes a los empleados que tienen bajo su mando.
En segundo lugar, porque no se les evalúa por su trabajo, ni por su rendimiento. A un diputado no se le despide por no acudir al Congreso o por no redactar ninguna iniciativa parlamentaria en todo un año. Eso pasa también en algunos Consejos de Administración de grandes empresas, y tampoco tenemos dudas de que no estamos hablando de empleados.
Y en tercer lugar, porque los objetivos de los políticos son personales. Los trabajadores hacemos nuestra labor con unos objetivos fijados por nuestras empresas u organismos. Objetivos de ventas, de calidad, de eficiencia, de colaboración, de visibilidad, etc. Los políticos tienen objetivos personales, que se fijan ellos mismos. Hay alcaldes que sólo quieren ser alcaldes y los hay que quieren ser presidentes del gobierno estatal. Subsecretarios que aspiran a ministros. Ministros que sueñan con presidir un consejo de administración. Candidatos de tercera fila en unas elecciones locales en busca de un puesto de técnico de ayuntamiento.
Y en la mayor parte de los casos, los políticos son personas comprometidas con su partido y con alcanzar la visión de la sociedad que su partido defiende. Y que ellos comparten. Pero son objetivos personales, en todo caso, no impuestos por su empleador.
Por lo tanto, un político no está sujeto a un contrato laboral real y su situación es completamente distinta a la de un trabajador por cuenta ajena.
Y es en este ámbito en el que debe leerse su declaración. Su desafortunada declaración, si me permite calificarla. Usted, señora presidenta, no está obligada a tomarse vacaciones. De hecho, puede tomárselas o no a su voluntad. Sólo hay que ver al presidente de los Estados Unidos de América que se va a jugar al golf todos los fines de semana mientras que sus antecesores solían trabajar. Y ambas opciones son igual de legales.
Y si usted quiere irse dos meses de vacaciones, …, no sé, … a Venezuela, por poner un ejemplo, que tiene muy buenas playas, nadie va a despedirle de su puesto por ello. Le gustará más o menos a sus compañeros de partido o a sus votantes. Pero simplemente, con alguna excusa como compatibilizar el descanso con la defensa de los derechos humanos, seguro que sale del paso sin ningún problema. Pruébelo. Otros colegas suyos de profesión ya lo han hecho con éxito; de varios partidos políticos distintos. Venezuela es un destino turístico muy de moda.
Concluimos entonces, ya que no tiene ninguna obligación, ni en un sentido ni en otro, que resulta más evidente el porqué de que usted no necesite vacaciones, señora presidenta. Y es porque usted no está cansada.
Señora presidenta: lleva usted tres años sin cansarse, sin esforzarse en su trabajo.
Esta es la conclusión a la que yo llego. Y no es buena.

miércoles, 26 de julio de 2017

España, Histórico: Presidente de Gobierno en el banquillo como testigo de uno de los tantos casos de corrupción que afectan al PP


España, Histórico: Presidente de Gobierno en el banquillo como testigo de uno de los tantos casos de corrupción que afectan al PP.

Desde las 10 de la mañana y durante dos horas. Rajoy respondió (es un decir) sobre la financiación del partido y las campañas entre los años 1999 y 2005. Sobre si se cobraban comisiones a empresarios a cambio de posteriores adjudicaciones, sobre si el destino de esas comisiones era la ‘caja B’ , sobre si ese dinero se utilizaba después como dopaje electoral para financiar campañas, sobre si este dinero fue utilizado en las municipales de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón, Como ven muchos sobres….

CIA. El director de la Central de Inteligencia confirma que trabaja junto a Colombia y México para derrotar al gobierno de Venezuela

CIA. El director de la Central de Inteligencia confirma que trabaja junto a Colombia y México para derrotar al gobierno de Venezuela

Mike Pompeo, director de la Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) aseguró en el Foro de Seguridad, convocado por el Aspen Institute, en Colorado, que “está intentando ayudarles (a México y Colombia) a entender las cosas que podrían hacer” para derrotar al gobierno de Nicolás Maduro.
Utilizando la peor retórica de la Guerra Fría, el funcionario respondió una pregunta de la venezolana Vanessa Neumman, presidenta de la empresa Asymmetrica, quién le pidió una evaluación sobre la amenaza de Venezuela “a los intereses estadounidenses”.
“Cada vez que tienes un país tan grande, y con la capacidad económica de un país como Venezuela, estamos trabajando duro para hacer eso”, respondió Pompeo en el Foro celebrado el pasado 20 de julio, aludiendo al derrocamiento del gobierno constitucional de Nicolás Maduro.
Acto seguido, hizo un guiño a la necesidad de la CIA de utilizar la discreción en sus prácticas injerencistas en la región, “yo siempre tengo cuidado, cuando hablamos de Sur y Centroamérica y la CIA. Hay muchas historias”.
La CIA ha jugado un papel nefasto en América Latina, cuyos países han sido víctimas de intervenciones armadas en el cuartel general de Langley, Virginia, para imponer los intereses de los gobiernos estadounidenses, desde la intervención en Guatemala para derrocar al gobierno de Jacobo Arbenz (1954), la invasión a Cuba por Playa Girón (1961), el derrocamiento del gobierno de Salvador Allende en Chile (1973) y el golpe de Estado contra el Presidente Hugo Chávez en Venezuela (2002), entre muchas otras páginas de horror.
Pompeo añadió que “estamos muy optimistas de que puede haber una transición en Venezuela” favorable a los intereses norteamericanos, y “la CIA está haciendo lo mejor de sí para entender la dinámica allá”, enfatizó.
Para ejecutar este mandato él personalmente viajó a principios de julio a Bogotá y a Ciudad México, lugares a los que denomina “rincones del mundo”, apropiándose de la desafortunada definición de George W. Bush con la que identificó a los países condenados a ser intervenidos durante la cruzada antiterrorista tras el ataque contra las Torres Gemelas, en Nueva York del 2001.
Pompeo aseguró que viajó para discutir con los gobiernos de Colombia y México “este tema precisamente”.
Luego añadió una de las frases más descaradas que ha emitido la administración de Trump, célebre por su retórica altisonante y sus meteduras de pata:
“Estamos intentado ayudarles (a Colombia y México) a entender las cosas que podrían hacer para lograr un mejor resultado para su rincón del mundo y nuestro rincón del mundo”.
El Canciller de Venezuela, Samuel Moncada, reaccionó en Twitter con la denuncia de esta escandalosa declaración de la CIA.
Aspen Institute es una organización internacional creada en Estados Unidos y financiada principalmente por fundaciones vinculadas a la élite corporativa estadounidense, como la Corporación Carnegie, el Fondo de los Hermanos Rockefeller, la Fundación Gates, la Fundación Lumina y la Fundación Ford.
Se dedica a promocionar “las democracias participativas”, desde la visión de la derecha neoliberal. El instituto tiene su sede en Washington y cuenta con campus en Aspen, Colorado (su lugar de origen).
Intercambio entre Neumann y Pompeo
Vanessa Neumann, presidenta de la empresa Asymmetrica a Mike Pompeo: Tengo doble ciudadanía, estadounidense y venezolana. Así que aquí va mi pregunta, porque no estamos cubriendo nada relacionado con el hemisferio occidental en este foro. Estoy interesada en su evaluación cierta sobre los intereses estadounidenses en, o las amenazas de, Venezuela, y cuáles, claro, son los intereses rusos, iraníes, etc, para la región.
Mike Pompeo: Agradezco la pregunta. Cada vez que tienes un país tan grande, y con la capacidad económica de un país como Venezuela, estamos -estamos trabajando duro para hacer eso. Yo siempre tengo cuidado, cuando hablamos de Sur y Centroamérica y la CIA. Hay muchas historias. (RISAS).
Así que -así que quiero tener cuidado con lo que digo, pero basta señalar que estamos muy optimistas de que puede haber una transición en Venezuela, y nosotros -la CIA-, está haciendo lo mejor de sí para entender la dinámica allá para que podamos comunicársela a nuestro Departamento de Estado y otros, los colombianos. Acabo de estar en Ciudad de México y en Bogotá, la semana antepasada, hablando sobre este tema precisamente, intentado ayudarles a entender las cosas que podrían hacer para lograr un mejor resultado para su rincón del mundo y nuestro rincón del mundo.
Aquí puede ver el video con intervención de Mike Pompeo en Aspen Institute:

https://youtu.be/a0Fak6Vy6Hs

La CUP se hace con la alcaldía de la importante localidad de Sabadell



La CUP se hace con la alcaldía de la importante localidad de Sabadell

Sabadell ya tiene su primer alcalde de la CUP: Matías Serracant ha sido investido como nuevo alcalde de la ciudad gracias a los votos a favor de los 14 concejales de los 4 partidos que conforman el gobierno (Unidad para el Cambio, ERC, Llamada Para Sabadell-CUP y Ganamos Sabadell). Serracant toma el relevo del hasta ahora alcalde republicano, Juli Fernández, en cumplimiento de los acuerdos de gobierno de 2015, que marcaban un relevo en el cargo a mitad de legislatura.
En su discurso de investidura, Serracant ha reiterado su compromiso con el referéndum asegurando que el 1 de octubre los ciudadanos de Sabadell podrán votar. “Sabadell no faltará el referéndum del 1 de octubre, y haremos lo que sea necesario para que ese día los sabadellenses puedan expresarse libremente”, afirmó Serracant entre aplausos por parte de los asistentes al pleno extraordinario de investidura. “Es necesario que sean los votos de la gente los que abran esta nueva etapa y no que la cierre la represión de un Tribunal Constitucional”, ha explicado Serracant. El nuevo alcalde ha reiterado su compromiso con el actual gobierno de izquierdas y con las políticas de emergencia social y la regeneración política como prioridades. 

México: Si llega López Obrador, va a estar cabronsísimo su gobierno para radicales de derecha e izquierda. Pedro Echeverría V. Rebelión

Si llega López Obrador, va a estar cabronsísimo su gobierno para radicales de derecha e izquierda.  Pedro Echeverría V.
1. En julio de 2018 –con excepción de sus dirigentes- la gran mayoría de los electores al fin se decidirán a votar por López Obrador y el PT. Los del PRD en un 80 por ciento votará por AMLO y un alto porcentaje de afiliados de otros partidos seguirá ese mismo ejemplo. El PRI y el PAN –que en los problemas fundamentales siempre han estado juntos- en julio serán derrotados. La bronca comenzará después de los resultados oficiales, cuando los grandes empresarios, el gobierno de los EEUU, el alto clero, los líderes de los partidos, comiencen a emplazar a AMLO para “leerle la cartilla”, es decir, para llegar a acuerdos evitando así llegar a “choque de trenes”.
2. El PRI ha tenido la Presidencia de la República unas 25 veces y el PAN en dos sexenios. Dado que son dos partidos capitalistas, empresariales, de derecha, las cosas se han mirado como “normales” porque nada cambia: los ricos se siguen haciendo multimillonarios mediante abundantes negocios, los funcionarios del gobierno de clase media acomodada pasan a engrosar al grupo de los hombres poderosos y la clase media baja y los pobres bajan de ingresos y se empobrecen más, muchos pasan a la miseria y el hambre. Pero el arribo de López Obrador sería una “novedad”, una sorpresa que podría causar alegría entre unos y disgusto en otros.
3. La mayor alegría sería para aquellos trabajadores que al fin logran un empleo; para aquellos que reciben un buen aumento de salarios; para los sectores que comienzan a ver que se castigue la corrupción y comienzan a comprender que con sus ingresos, se empieza a acabar con la llamada delincuencia. Lo que sucede es que para dar esos primeros pasos se tienen que dar golpes certeros contra la corrupción; por el contrario, si alguna corrupción se dejara pasar, sería suficiente para que caiga el ánimo. Por ello hay que vigilar muy bien a los medios de información para evitar las campañas contra los gobernantes honestos.
4. A mí lo que más me preocupa es la crítica que recibirá desde los primeros días desde la derecha y desde la izquierda. La derecha porque está siendo bloqueada en los negocios que acostumbra hacer para enriquecerse y la izquierda porque no se están atendiendo con rapidez las demandas urgentes de la población. La derecha seguirá repitiendo que quiere ganar mucho dinero para repartir luego y la izquierda peleando porque se aumente el salario mínimo, los salarios profesionales y se frene el aumento de los precios. La posición de AMLO será muy difícil, pero de acuerdo con lo que haga se definirá su posición.
5. Han habido miles o millones de gobiernos entreguistas que se han arrastrado como reptiles ante los poderosos. Los gobiernos yanquis y los grandes empresarios, con simples miradas o dos o tres palabras, someten a esos gobernantes y los obligan a obedecer sus órdenes. Por lo contrario ha habido gobiernos como el de Corea del Norte, de Hugo Chávez, de Lula, de Evo Morales y Fidel Castro que jamás obedecen órdenes imperiales porque ponen en primer plano a sus pueblos. Obviamente son los que sufren las calumnias, los desprestigios, de los medios de información y las permanentes amenazas de invasión o golpes de Estado.
6. Imagina que lance AMLO un decreto exigiendo que todos los altos funcionarios se bajen en un 70 por ciento los salarios o peor aún que nadie gane más de 50 mil pesos y, por el contrario que ningún trabajador gane menos de 25 mil pesos al mes. 10 mil altos funcionarios protestarían y renunciarían, mientras millones de trabajadores estarían felices porque al fin él y su familia comenzarían a comer sanamente. Los de arriba, junto con la derecha, protestarían; los de abajo aplaudirían junto con la izquierda. Pero puede darse lo contrario: que los grandes funcionarios continúen cobrado sus 300 mil a 600 mil y el salario mínimo siga siendo de 84 pesos.
7. Pero también puede suceder que no pase nada importante: que las cosas continúen como están y López Obrador continúe en la “alternancia” PRI, PAN, Morena, repartiendo cargos a sus amigos y así nuevas personas pasen a engrosar el gasto presupuestal. Obvio, tendremos que esperar otras generaciones de 30 o 50 años para regresar al combate si antes no hay una guerra nuclear que nos desaparezca o una fulminante contaminación ambiental que en masa nos impida respirar. Por ello a los chavitos casi desde el seno materno hay que enseñarles a ser libres, rebeldes, indomables, para a aprendan a defenderse de cualquier opresión.
Blog del autor: http://pedroecheverriav.wordpress.com
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Venezuela, objetivo a derribar por el poder político, económico y mediático internacional Asamblea Bolivariana de Catalunya Rebelión

Venezuela, objetivo a derribar por el poder político, económico y mediático internacional


La misma sociedad que denunció las mentiras que durante años han sostenido los grandes medios de información en relación a los acontecimientos que estremecieron al mundo durante el siglo XX y lo que va del XXI (las famosas armas de destrucción masiva de Irak), digieren con inocencia de niños las falseadas informaciones que hoy nos brinda el blindado y monopólico poder-negocio de las corporaciones mediáticas.
El poder económico y político hegemónico en el mundo puso la mira sobre los procesos democráticos abiertos en Latinoamérica y orquestó unas estrategias de derribo especiales en cada país con el mismo fin: que volvieran a ser el patio trasero de EEUU y Europa. El último de estos episodios, la condena al ex presidente de Brasil Lula Ignacio da Silva sin ningún tipo de pruebas, que lo invalidarían como candidato a las próximas elecciones, es una muestra vergonzosa de hasta donde son capaces de manipular al propio poder judicial para bloquear la posibilidad de que en ese país deje de gobernar el corrupto Temer y se recupere la democracia con un gobierno que defienda los intereses de su pueblo.
En las casi dos décadas de Gobierno Bolivariano, Venezuela ha pasado a ser uno de los tres países con menor desigualdad social en Latinoamérica. (Informe de la CELAC * 2016) En este período se han desarrollado 19 procesos electorales valorados por la Fundación Carter como los más transparentes del mundo.
El Tribunal Supremo de Justicia invalidó la elección de tres diputados de la oposición por la región de Amazonia acusados de graves irregularidades en el último proceso electoral en el que ganó la derecha. A pesar de ello la Asamblea Nacional, con mayoría opositora, los incorpora como representantes con pleno derecho. El Tribunal Supremo de Justicia declara en desacato a la Asamblea Nacional y por ende invalida todas sus decisiones. No lo invalida el Poder Ejecutivo sino el Poder Judicial.
En este contexto de confrontación de poderes del estado democrático la oposición elabora una estrategia de desestabilización del gobierno, soberana y legalmente constituido basada en:
Colapso económico.
El desabastecimiento de la población a través de políticas de acaparamiento, especulación económica, quema de los depósitos estatales de distribución de productos básicos (250 centros de distribución quemados por la oposición), bloqueo de líneas de créditos al estado contando con la complicidad de la banca nacional e internacional, etc.
Esta estrategia no es nueva, fue la base del golpe de estado contra el gobierno de Salvador Allende en Chile.
Terrorismo urbano.
Más de cien muertos desde abril en las manifestaciones convocadas por la oposición, varios de los cuales fueron quemados vivos al interpretar los manifestantes que eran chavistas por su aspecto (mulatos) o por su vestimenta. En varias ciudades las calles fueron tomadas por bandas financiadas por la oposición que crearon situaciones de caos social, inseguridad y violencia. Esta violencia solo fue investigada en los casos en que los sospechosos de producir víctimas fueran miembros de la fuerzas de seguridad del estado. Los detenidos de los grupos de choque de la derecha en el contexto de decenas de asesinatos, quema de vehículos, de ataques a las instituciones del estado, (centros de salud, guarderías, escuelas, centros de abastecimiento) fueron liberados y no investigados dado que contaron con la complicidad de la Fiscalía del Estado. Los episodios de violencia se atribuyen a la represión y no a los que la generan.
Desinformación sistemática
No se informa de los logros sociales, sanitarios, educativos, en el ámbito de la vivienda, de las leyes laborales, de la justicia, de la democracia que se han producido durante estas dos décadas. Se miente sistemáticamente. Se pasan escenas de violencia en Bogotá y en Rio de Janeiro como hechos sucedidos en Caracas por ejemplo. Solo aparece la violencia no contrastada. No aparecen las manifestaciones de apoyo al gobierno.
Con el objeto de modificar la actual Constitución generando así un nuevo espacio de diálogo que permita encausar la actual situación de bloqueo del mismo y la violencia que vive el país, el Presidente Nicolás Maduro ha convocado para este próximo 30 de julio una Asamblea Nacional Constituyente que la oposición desconoce.
Este rechazo ha derivado en una convocatoria de consulta popular por parte de la oposición para este domingo 16 de julio, en la que dice que participarán más de 12 millones de venezolanos pero que para evitar conflictos quemarán de inmediato las papeletas con los resultados destruyendo de este modo toda prueba de la veracidad del proceso.
La primera pregunta del plebiscito llama a rechazar la Asamblea Constituyente convocada por el gobierno. En la segunda solicita a las fuerzas armadas y a los funcionarios a respaldar a la Asamblea Nacional en desacato en contra de los poderes del Estado que respetan la legalidad democrática.
¿Qué lectura se puede hacer de esta pregunta en el contexto latinoamericano sino es la de una convocatoria a golpe de estado?
La tercera propone “renovar los poderes públicos” y conformar un gobierno de unión nacional, es decir consolidar el golpe de estado.
Es en este grave contexto de agresión a los gobiernos populares de Latinoamérica convocamos a denunciar estos hechos y a respaldar al legítimo y democrático Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, y a todos los pueblos que defienden su soberanía y su independencia.
Barcelona, 14 de julio de 2017
*CELAC: La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) es un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política. Su membresía incluye a los treinta y tres (33) países de América Latina y el Caribe.
Se han adherido hasta el momento las siguientes organizaciones y personas:
Asociación H.I.J.O.S Barcelona
Assemblea de Joves del Gironés
Assemblees de Joves per la Unitat Popular
Asoc. de Cubanos en Catalunya, José Martí
Ateneo Espai Roig del Bages
Brigada Vallesana Simón Bolívar
Casa de la solidaritat de Barcelona
Casa de Nicaragua de Catalunya
Casal d'Amistat Català Cubà de Barcelona
Casal de l'Alba de Catalunya
Casa Retruco, Solidaridad con la Argentina que resiste
Comando Hugo Chávez Frías
Comité de Solidaridad Internacionalista de Zaragoza
Comunistes de Catalunya
Congreso de los Pueblos Barcelona
Consejo de Defensa de los derechos del pueblo, Barcelona (CODEP)
CTA (Grupo de apoyo a la central de trabajadores de la Argentina en Barcelona)
CUP (Candidatura d'Unitat Popular)
Entrepobles
Esquerra Unida del País Valencià (EUPV)
EUiA (Esquerra Unida i Alternativa)
Frente Popular Darío Santillán Barcelona
Ítaca, Organització Internacionalista dels Països Catalans
JCC joventut comunista de catalunya
JERC (Joventuts d'Esquerra Republicana de Catalunya)
PCPC (Partit Comunista del Poble de Catalunya)
PCPV-PCE (Partit Comunista del País Valencià)
PSUC-Viu (Partit Socialista Unificat de Catalunya-Viu)
Raices Solidarias
Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (Capítulo Cataluña)
Alba Blanco, responsable de relaciones internacionales de EUiA
Albert Noguera, Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Valencia.
Alejandro Andreassi Cieri, Profesor (jubilado) Universitat Autònoma de Barcelona
Ana Andrés Ablanedo, defensora de derechos humanos de SOLDEPAZ PACHAKUTI
Ana María Surra Spadea, diputada de Esquerra Republicana de Catalunya en el Congreso de Diputados
Ángel Crespo, activista social
Angi Salazar Cuesta, Asociación Defensem Cuba de Hospitalet de Llobregat
Anna Gabriel, diputada al Parlament de Catalunya por la CUP
Carles Riera, diputado de la CUP en el Parlament de Catalunya
Claudia Calvo Dufort, responsable de Solidaritat de Comunistes de Catalunya
Daniela González López, coordinadora internacional de observatorio de derechos humanos de los pueblos
Emilio Chirino, venezolanos en Catalunya
Fran Sánchez, sector ferroviari i Podem Barcelona
Gabriel Rufián Romero, diputat d' Esquerra Republicana de Catalunya al Congrés de Diputats
Gustavo de la Torre Morales, vicepresidente de la asociación de cubanos en Catalunya José Martí
Higinio Polo, escritor
Irene Castilla, personal administració i serveis de l’ Universitat de Barcelona
Jéssica Albiach, diputada de Catalunya Sí Que es Pot al Parlament de Catalunya.
Joan Benach, profesor e investigador en políticas públicas
Joan Josep Nuet, diputado al parlament de Catalunya por Catalunya Si Es Pot
Joan Tardá i Coma, Portavoz del grupo parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya en el Congreso de Diputados
José Luis Martín Ramos, historiador
Jose Tellez, tinent d' alcalde de Badalona i regidor de Guanyem Badalona En Comú
Josep Manel Busqueta, economista, pastelero y escritor
Juan Manuel Rodríguez, secretario general de joventut Comunista de Catalunya
Laia Facet, membre d' Anticapitalistes
Laia Sánchez Bassas, membre de Podem Barcelona
Manuel Martínez Llaneza. Profesor Titular de Universidad
María Victoria Fernandez Molina, candidata a doctora en derechos humanos
Mariano Aragón Pascual. Director Associació Catalana d'Investigacions Marxistes (ACIM)
Marta Oliván, membre del Consell Ciutadà de Podem Barcelona
Miguel Riera, director de El Viejo Topo
Mirella Cortès i Gès, portanveu d' Esquerra Republicana de Calalunya al Senat
Montse Venturós, Alcaldessa de Berga
Pau Llonch, miembro del grupo At Versaris, tallerista, PAH Sabadell, Seminario de economía crítica Taifa
Ricard Sanchez, coordinador d'EUiA del Bages
Salvador López Arnal, profesor-tutor de Matemáticas de la UNED
Sara Vila Galán, Senadora de Catalunya Sí Que es Pot en el grupo parlamentario PODEMOS-EN COMÚ-COMPROMÍS-EN MAREA (GPPOD)
Sergi Serra,, treballador de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB)
Teresa Sanz Marín
Víctor Ríos, historiador, revista el Viejo Topo
Xavier Contreras Alarcón, membre de Podem Barcelona
Xavier Eritja Ciuró, diputat d' Esquerra Republicana de Catalunya al Congrés de Diputats
Yolanda Dalmau, Col.lectiu Bolivarià Cayapa
Yorman Guzmán, venezolanos en Catalunya
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Todo los terroristas del Estado israelí debería leer la última voluntad y testamento del atacante palestino.

Todo israelí debería leer la última voluntad y testamento del atacante palestino.  
Gideon Levy.  Haaretz


Nadie se atrevió a preguntar por qué Omar al-Abed, un joven de 20 años con sueños y aspiraciones, compró un cuchillo y salió a matar


Todo israelí decente debería leer el testamento de Omar al-Abed. La verdadera traición no es leer sus últimas palabras. La verdadera traición es pensar que más detectores de metales y asesinatos selectivos, más detenciones y demoliciones de viviendas, más tortura y despojo podrán prevenir los numerosos ataques que aún están por venir. La verdadera traición es enterrar la cabeza en la arena. Sin negar el horror de su terrible acción, todo israelí debe prestar atención a las palabras de Abed y extraer las inevitables conclusiones. Porque toda Cisjordania, y por supuesto la Franja de Gaza, se convertirán en un Omar al-Abed, no sabemos cuándo. Cualquiera que piense que podría ser de otra manera, debe mirar a la historia. En esto consisten la ocupación y la resistencia a ella: en masivo e inútil derramamiento de sangre.
"Éstas son mis últimas palabras", escribió el joven de la aldea cisjordana de Kobar antes de salir a matar colonos en la vecina colonia de Halamish. "Soy joven, todavía no cumplí los 20. Tenía muchos sueños y aspiraciones, pero ¿qué clase de vida es ésta, en la que nuestras mujeres y jóvenes son asesinados sin justificación?"
¿Qué podríamos haberle dicho a Abed? ¿Que sus mujeres y jóvenes no fueron asesinados sin justificación? Abed vivía en un hermoso poblado, en medio de una realidad que no podría ser más horrible. Por ejemplo, su vecino Nael Barghouti, que fue liberado de una prisión israelí tras cumplir 33 años por asesinar a un conductor de autobús, fue devuelto a la cárcel −en un acto terriblemente arbitrario− supuestamente por violar los términos de su libertad condicional. Otro de sus vecinos, naturalmente, es Marwan Barghouti, quien en un mundo más justo y menos estúpido habría sido liberado hace tiempo para liderar a su pueblo.
Abed salió a matar a los colonos porque "profanan la mezquita de Al-Aqsa mientras dormimos", porque "es una desgracia que no quedemos sin hacer nada". Mientras los agentes de la policía fronteriza israelí emprendían una búsqueda enfermiza de cadáveres en la morgue del hospital Makassed, Abed planeó su acción sanguinaria. Mientras sus pares en Jerusalén trataban de rescatar el cadáver ensangrentado de su amigo para que Israel no lo secuestrase, como acostumbra hacer, él no podía permanecer callado. "Ustedes, que tienen armas oxidadas que sacan sólo para las bodas y celebraciones, ¿no se avergüenzan? ¿Por qué no declaran la guerra en nombre de Dios? Ellos han clausurado Al-Aqsa, y nuestras armas están calladas”.
Sus palabras suenan casi bíblicas. Cosas similares se han escrito en el curso de cada lucha de liberación −incluyendo las nuestras, por supuesto. Son acompañadas de términos religiosos, porque el escritor cree en Dios. En otras luchas, también −como las nuestras−, la religión fue utilizada al servicio de la nación. ¿Qué le habrías dicho a Abed si te lo hubieras encontrado antes de que fuera a sembrar la muerte, aparte de "No matarás"? ¿Que debe ceder y rendirse? ¿Que la justicia no está de su lado, sino del de la ocupación? ¿Que tenga esperanza de vivir una vida normal? ¿Qué podría decirle un israelí a un joven palestino desesperado que en realidad no tiene futuro, ni oportunidad de cambio, ni escenario esperanzador; a un hombre cuya vida es una larga humillación? ¿Qué le habrías dicho?
La desesperación es profunda en Cisjordania. En la Franja de Gaza es peor aún. Esto debería mantener despiertos por la noche a todos los israelíes, porque su Estado es el principal responsable de esta situación. Pero si la responsabilidad moral por la desesperación de los palestinos no es suficiente para quitarles el sueño a los israelíes, debería serlo el hecho de que esta desesperación les augura problemas también a ellos. Abed no tenía nada que perder, y la persona sin nada que perder es el enemigo más peligroso. Ni siquiera el Ministro de Seguridad Pública Gilad Erdan puede detenerla.
El ejército israelí invadió Kobar el sábado, imponiendo un cierre y arrestando a uno de los hermanos de Abed −todo siguiendo el procedimiento acostumbrado. Los soldados llevaron a cabo una "encuesta de ingeniería" en la casa de la familia. El nuevo presidente del Partido Laborista, Avi Gabbay, exigió una condena. Yair Lapid, presidente de Yesh Atid, calificó a Abed de "terrorista de base", y Tzipi Livni, del Partido Laborista, dijo que "estamos unidos en nuestro dolor". Nadie se atrevió a preguntar por qué Omar al-Abed, un joven de 20 años con sueños y aspiraciones, compró un cuchillo y salió a matar.
Publicado en Haaretz el 23/7/17. Traducción: María Landi.